El 6 de junio el periódico capitalino Tribuna de La Habana, en su versión online, publicaba el descontento de una clienta, a propósito del servicio de paquetería que ofrece Taxis-Cuba.

La queja posteada en principio en el perfil de Facebook a nombre de Susy Tesoro, planteaba lo siguiente:

“Sabemos que comprar online en La Habana es cosa de campeones por lo difícil de empatarse con los productos. Hoy a las 11 y 45 de la mañana llegó una solicitud que había hecho mi nuera. Vivo en un segundo piso, bajo la escalera y en la puerta que da a la calle le digo al chofer: "Mire, es aquí, puede traer su encargo".
Respuesta con cara del que me hace un favor: "Tienes que venir hasta aquí porque no puedo mojarme" (Apenas caigan una pequeñas goticas).
Y yo le respondo : "Ni yo tampoco".
Contra respuesta: "Pues me llevo el encargo y sabe Dios cuando lo traiga, busca una sombrillita y ven".
Como necesitaba los productos, subí, busqué la sombrilla y al entregarme los productos me dijo: "Esto es un favor que yo hago, a mí no me pagan por esto".
Si alguien entiende las lógicas preguntas que me lo explique, por favor.
Nos preguntamos: ¿¡Hasta cuándo vamos a soportar maltrato en los servicios!? ¡Creo que hasta siempre!”

Ante esta última pregunta que se hace la cliente: el hecho no quedó impune; es parte de la política de gestión de Taxis-Cuba, atender a sus clientes: investigar, tomar medidas –en los casos que procedan- y responder, ante cualquier violación en los procedimientos establecidos.

El pasado 7 de junio de 2022, entonces se analizó al chofer titular del vehículo al cual se le imputa la queja publicada en el Tribuna. Se realizó una investigación previa, en la que se tuvo en cuenta el criterio de algunos testigos oculares de los hechos que no alegaron falta de respeto en el trato del conductor y, además, se atendió a la correcta trayectoria disciplinaria del taxista.

No obstante, por la envergadura de los sucesos, se procedió a imponer una multa al chofer involucrado y una llamada de atención sobre su deber como transportista y servidor público.

Taxis-Cuba no tolerará indisciplinas que afecten la imagen de la empresa y los resultados de sus colectivos laborales.

***
Para quejas y sugerencias está habilitado el correo 18820@taxiscuba.com